Música para trabajar: la inspiración que necesitas

la música es buena para trabajar

La música puede ejercer mucho en el estado de ánimo de las personas por su gran capacidad de transmitir emociones. Es por eso que cada vez más gente la utiliza para poder concentrarse e inspirarse en sus puestos de trabajos. Los beneficios que ofrece escuchar música mientras trabajamos son: Reducir el estrés, mejora la función cerebral, reducir la frecuencia cardíaca, incrementa los niveles de serotonina y aumenta la sensación de placer por las cosas.

Escuchar música en la oficina, ¿es buena idea?

Hoy en día los espacios en las oficinas, tanto en un espacio de coworking como en empresas más tradicionales, son cada vez más abiertos para facilitar la comunicación y el desarrollo de una inteligencia colectiva. Esto provoca que las oficinas sean sitios ruidosos y dificultando la tarea de concentrarse en el trabajo, es por eso que algunas personas optan por ponerse música para ayudar a concentrarse. Pero, ¿realmente la música ayuda a concentrarse?

Se han realizado multitud de estudios para comprobar si la utilización de la música ayuda a concentrarse en la oficina. Aunque hay algunos análisis que dicen que escuchar música distrae al trabajador de sus tareas… por otro lado, hay una gran cantidad de estudios que demuestran que escuchar música provoca que el cerebro segregue más dopamina, esto provoca que aumente nuestra felicidad y emoción, dando lugar a una actitud más positiva. Al tener una buena actitud, el trabajador podrá afrontar mejor los retos laborales y aumentar su productividad.

¿Qué tipo de música escuchar para trabajar?

Para poder concentrarnos escuchando música, tenemos una gran variedad para poder elegir la que más nos guste y que nos aporte mayor grado de concentración a la hora de trabajar.

  • Música clásica y barroca

Como ya bien conocemos la música clásica y barroca es muy efectiva para acompañar tareas intelectuales. Gracias a la armonía característica de este estilo musical es posible mejorar el humor y mantener la concentración.

  • Música épica

Es una música altamente motivadora y ayuda a renovar las fuerzas para continuar con el trabajo. Además es una buena forma de eludir los factores que provocan distracciones.

  • Música electrónica y house

Al escuchar música electrónica conseguimos mantener un ritmo de trabajo dinámico y constante sin distracciones. Esto ocurre gracias a sus patrones musicales, que en su mayoría son repetitivos, ayudando a crear un flujo de trabajo mental constante.

  • Música de videojuegos

Lo creas o no la música de los videojuegos ha demostrado ser efectiva para incrementar el rendimiento de los trabajadores. Esto es porque gran parte de las composiciones están diseñadas para interesar a las personas y motivarlas.

  • Música pop

La energía de sus ritmos, que invitan a la actividad y contagia de alegría, es la culpable de que resulte tan efectiva para el aumento de la productividad. Está demostrado que las personas que escuchan este tipo de música mientras trabajan en tareas tipo “data entry”, trabajan a una velocidad mayor.

  • Bandas sonoras de películas

Escuchar bandas sonoras de tus películas favoritas es otra buena idea. Esto es por ser música que ya conoces, de esta forma evitas aún más las distracciones y están relacionadas con emociones y sensaciones positivas en tu mente.

  • Música instrumental

Y no puede faltar la música instrumental, contar con unos cuantos temas de música instrumental que resulten agradables ayuda a relajarse y tener una mayor concentración. Este tipo de música no resulta invasivo, ya que no requiere de atención para interpretar o inteligir frases.

hablamos de las ventajas de escuchar música en el trabajo

El tipo de música es importante dependiendo del tipo de trabajo

La elección de música afecta al tipo de actividad que vamos a desarrollar, ya que el tipo de música que escuchamos afecta de forma diferente a nuestra mente. Es importante elegir una música con ritmo y una vibración afín para generar un orden mental.

La música más tranquila y melódica es más adecuada para alcanzar un estado de concentración elevado. Las canciones con presencia vocal y más ritmo nos mantienen despiertos e incluso nos aceleran, ayudando en las tareas más mecánicas y repetitivas, como la selección de imágenes.

Para poder sacar el máximo provecho, es seleccionar música que estimule nuestra mente sin causar distracciones, que nos aporten vitalidad sin afectar a nuestra atención, que nos motive sin llegar a tomar el control, y lo que resulta más interesante que pueda coincidir con el ritmo del flujo del trabajo y tu estado de ánimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola